Ser lovemarks es el objetivo de las grandes marcas

Los vínculos emocionales son para las marcas en la actualidad un objeto de estudio sumamente interesante, no solo se ha descubierto que las emociones juegan un rol destacado al momento de hacer la compra, sino que además temas como fidelización y retención de los consumidores son totalmente permeados por ello.

Las lovemarks son precisamente esas marcas que han logrado llegar al corazón de sus consumidores consiguiendo de estos más que ser su marca favorita, se han ganado su amor

Aunque hablar de sentimientos en la mercadotecnia pudiese parecer descabellado en realidad son temas muy cercanos, las personas que sienten afinidad, fascinación, intimidad, complicidad y afecto por las marcas se quedan con ellas indiferentemente de lo que pase en el mercado, dándole tal devoción que el ser lovemarks se ha convertido en el objetivo de la gran mayoría de las grandes marcas que hoy están en el mundo.

¿Cómo Se Convierten las Marcas en Lovemarks?

lovemarks futuro marcasAl parecer la forma en que las compañías se transforman en lovemarks es apelando a la pertenencia, cuando una marca forma parte de una historia, una costumbre, ha ganado nuestra admiración o nos hacer sentir que es parte de nosotros es cuando ha logrado este ansiado título.

Las marcas que logran crear experiencias únicas en el consumidor son las que consiguen que este les sea fiel bajo cualquier circunstancia, llegando a incluso ser las únicas que consumen, defendiéndola ante los detractores y convenciendo a otros de probarla y consumirla pues para mí como consumidor es tan buena que debe ser compartida con otros.

Para lograr ser lovemarks es necesario crear sentimientos en la personas, por ejemplo Disney apela a la fantasía y a hacernos soñar con mundos posibles, Harley Davidson tiene tras de sí una historia de tradición y cultura popular, esas sensaciones las hacer especiales para nosotros y por ende soñadas.

Cuando se comparte una filosofía con la marca, se logra una empatía con esta o ella logró llegar a nuestras emociones se convierte en nuestra preferida, por encima de cualquier otra, algo que Coca Cola ha sabido aprovechar muy bien teniendo fans en todas partes del mundo que comparten con ella la idea de que todo puede ser mejor, puede ser tierno, puede lograrse.

Aunque son valores que aparentemente no tienen nada que ver con el producto, logran la empatía de la gente y la cercanía que requiere para volverse lovemark.

Las Lovemarks No Solo Son Productos

productosEl más claro ejemplo del alcance de las marcas que logran este estatus curiosamente no
se encuentra en los productos, equipos de futbol como el Real Madrid o el FC Barcelona despierta enormes pasiones en sus hinchas a nivel mundial, sagas de películas como Star Wars o Star Trek dividen a sus fanáticos en profundas disputas, lo mismo sucede con los videojuegos.

Para lograr este estatus cualquier marcar puede proponérselo, aunque es un reto difícil es sumamente benéfico una vez se logra puesto que ese cliente se quedará con la marca e incluso puede que la herede a sus hijos y nietos transmitiendo esa pasión a otras generaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *